¿Qué es la Agricultura Biodinámica?

“El suelo es un organismo vivo, un ser vivo en y por sí mismo en la totalidad de sus procesos”.

El calificativo “biodinámica” significa que se trabaja teniendo muy en cuenta las energías que crean y mantienen la vida en nuestro cultivo. La palabra biodinámica, procede de dos palabras griegas: “bios”, vida y “dynamis” fuerza. El empleo del “método” implica no sólo fabricar abonos de una nueva forma (circunstancialmente orgánicos), sino sobre todo respetar ciertos principios para asegurar la salud de la tierra y de las plantas que vayamos a cultivar para procurar una nutrición sana para los animales y al ser humano.




Los agricultores biodinámicos sienten la tierra de una manera diferente al agricultor convencional, para todos ellos la tierra esta viva, y para poder mantenerla viva, fértil y sana hay que alimentarla. No podemos olvidar que la tierra debe realizar una especie de digestión. Todo aquello que le damos de comer en forma de estiércol, compost, restos, malas hierbas, hojas, raíces, etc., lo incorpora en su cuerpo de tal manera que, pasados unos meses, desaparece para integrarse con la tierra, enriqueciéndola en humus y volviéndola más fértil. El compost es lo más importante para nuestro huerto. Tenemos que vivificar la tierra. Para nosotros abonar significa vivificar la tierra. La vivificación debe acoger lo antes posible a todas las sustancias y energías del abono. Aquí es donde juegan un importante papel los preparados biodinámicos.




Los preparados biodinámicos tienen efectos dinámicos sobre nuestra tierra, deben ser aplicados en dosis muy bajas, son distintos de los compuestos naturales y fisiológicamente activos. Los preparados biodinámicos son sustancias en una condición que no se encuentra en la Naturaleza. Se exponen ciertas sustancias vegetales y animales, y en algun caso minerales, a las influencias del ambiente de nuestro cultivo en ciertas épocas del año.