Bayer compra Monsanto por 58.800 millones

Bayer compra Monsanto por 58.800 millones para buscar el liderazgo en agroindustria

La empresa alemana se convierte en líder mundial en la industria de suministros agrícolas

La Multinacional alemana Bayer ha llegado a un acuerdo sobre la compra de Monsanto, tras largos meses de negociaciones se ha realizado el acuerdo por 58.800 millones de euros (66.000 millones de dólares) creando la mayor compañía de semillas y fertilizantes del mundo. Con la mencionada adquisición se pone fin a un largo proceso de negociaciones iniciado en Mayo incluyendo diversas ofertas por parte de la empresa alemana, rechazadas por Monsanto por considerarlas insuficientes.

La propia empresa farmacéutica ha confirmado la compra, que supone pagar 128 dólares por cada acción, con una prima del 44% sobre cotización de mercado el 9 de Mayo, momento de la primera oferta de Bayer. La multinacional empresa alemana afrontará el pago de la operación con una combinación de deuda y capital propio. La misma resta pendiente de la aprobación de las autoridades de competencia, que podrían poner trabas al acuerdo ante la concentración del sector, de ahí que no se prevé que se cierre la operación hasta finales de 2017.

En caso de que no se concrete el acuerdo, el mayor de la historia para una firma alemana, Bayer se ha comprometido a una indemnización de 2.000 millones de dólares, unos 1.800 millones de euros.




EL MUNDO SEGÚN MONSANTO - Documental completo (doblado al Español)




Líder en agroindustria

Monsanto dará a Bayer una oportunidad de convertirse en el líder mundial en la industria de suministros agrícolas, que está viviendo una fase de rápida consolidación, y que ahora domina Syngenta. En conjunto, facturan unos 60.000 millones de euros anuales.

“Estamos encantados de anunciar la combinación de nuestra dos empresas. Representa un gran paso adelante en el negocio de la agroindustria y refuerza la posición de liderazgo de Bayer como innovadora en ciencias de la vida”, dijo Werner Baumann, al frente de Bayer, al confirmarse el acuerdo. Por su parte, la dirección de Monsanto afirma que el acuerdo supone “una muestra de todo lo que hemos logrado y el valor que hemos creado para nuestros accionistas”.

Crucial para la industria

El negocio de ambas firmas combinará el negocio de semillas de Monsanto con el de protección de cultivos de Bayer. Ambas dotan el acuerdo de trascendencia global: “La industria de la agricultura se encuentra en el centro de uno de los desafíos de nuestra era, cómo alimentar a 3.000 millones de personas más en el mundo en 2050 en una forma sostenible con el medio ambiente”, se lee en el comunicado del acuerdo. “Entramos en una nueva era de la agricultura”, añade.

Monsanto, con presencia en 66 países, se encuentra en un momento de adaptación, en el que se enmarca el despido de miles de empleados a lo largo de los últimos dos años.

La adquisición de Monsanto supondría un nuevo paso en la consolidación del sector tras la compra de Syngenta por ChemChina por 40.000 millones de dólares en febrero o el acuerdo de fusión alcanzado el pasado mes de diciembre entre DuPont y Dow Chemical.