Tesla, el principal fabricante de automóviles eléctricos del mundo, pretende revolucionar el mercado de las energías renovables. Para ello, ha ideado unas nuevas placas solares para instalar en los hogares. ¿Sus ventajas?

Serán más económicas y prácticamente invisibles, ya que parecen tejas convencionales.

La gran y bien recibida apuesta por las energías renovables de Elon Musk, director ejecutivo de Tesla Motors y presidente de Solar City, va más allá del desarrollo de vehículos eléctricos. Su último reto, es implantar en los próximos años paneles solares en todos los tejados de viviendas familiares. Logrando ocultar su visibilidad y a un precio inferior al de las placas convencionales.

El propósito del físico es convertir por completo el tejado de cualquier hogar en un captador de energía solar.




Así son los techos solares de Tesla que van a revolucionar el mercado de las renovables.

El propio Elon Musk ha dado a conocer ya sus nuevas 'tejas solares' de diferentes estilos, algunas de ellas incluso logran asemejarse a la teja de pizarra de estilo francés o a las utilizadas en los edificios modernistas y otras, al estilo Toscano y a sus azulejos curvados.

Cada uno de éstos tejados se percibe de manera opaca desde la mayoría de puntos de vista ocultando de esta manera las células solares que son visibles desde arriba. Según la compañía, además de que ofrecen un cuidadoso diseño, son mucho más resistentes que cualquier material utilizado hasta ahora en los tejados convencionales.




"El objetivo es tener tejados solares que sean mejores que los convencionales, que generen electricidad de mayor duración, proporcionen mejor aislamiento y lo hagan con un menor coste"

Aseguraba el empresario Elon Musk, teja en mano, durante la presentación de las mismas.




Las placas solares en España

No está prevista la fecha definitiva de comercialización, una lástima.

La idea que ofrecen Tesla y Solar City con la implantación de las nuevas tejas fotovoltaicas está basada en el modelo de urbanización unifamiliar, muy común en Estados Unidos.

Sin embargo, España debería adaptarlo al bloque de pisos predominante, viviendas plurifamiliares.

A pesar de que no está prevista la fecha definitiva de su comercialización en España, la multinacional Panasonic ha llegado a un acuerdo con la firma de automoción para la fabricación de células y módulos fotovoltaicos.




Una vez que las nuevas tejas sean distribuidas en Estados Unidos, llegarán a nuestras fronteras, donde por el momento se mantienen vigente el llamado 'impuesto al sol' que impone el pago de una cuota por cada KWh que se genere. Por ello, los ciudadanos que quisieran instalar las nuevas placas solares y baterías en sus hogares tendrían que pagar un impuesto estatal.